Ex gobernador de Puebla, Mario Marín capturado por la FGR

DESTACADAS NACIONALES

El ex gobernador del estado de Puebla, Mario Marín, fue capturado por la Fiscalía General de la República (FGR) en Acapulco, Guerrero, tras un cateo en un inmueble, revelaron funcionarios del gobierno federal. Contra el ex mandatario pesa una orden de aprehensión por su presunta responsabilidad en el delito de tortura en agravio de la periodista Lydia Cacho. 

Mario Marín, podría pasar hasta 12 años de cárcel por su presunta responsabilidad en el delito de tortura en agravio de la periodista Lydia Cacho toda vez que hay «suficientes pruebas» de ello, dijo su defensa. Leopoldo Maldonado Gutiérrez, director regional de Artículo 19 y defensa de la periodista, comentó que la situación jurídica del llamado gober precioso  podría definirse entre las próximas 72 y 144 horas, y así determinar si se queda en prisión o es liberado por falta de elementos para procesarlo.

«Nosotros confiamos en que hay suficientes elementos para iniciar el proceso contra Mario Marín y que enfrente un juicio para que finalmente sea condenado por el delito de tortura (…) nosotros confiamos en que se va a confirmar que hay suficientes elementos para determinar una probable responsabilidad bajo la cual se iniciaría un proceso judicial en el que se desahogarían pruebas. El máximo (para Mario Marín) sería de 12 años de prisión», dijo.  

No obstante, luego de que Lydia Cacho se fura a vivir fuera del país por seguridad, su defensa dijo que a «ella en estos momentos algunos asesores de seguridad le dicen que no es conveniente que regrese a México». Ayer luego de ser detenido en Acapulco, Guerrero, el ex gobernador ingresó al Cereso de Cancún, Quintana Roo, donde radica la causa penal en su contra.  El delito del que se le acusa está tipificado como grave y no alcanza libertad bajo caución. El ilícito del que se le acusa se remonta a 2005, cuando Lydia Cacho fue detenida en Cancún, por difamación y calumnia tras la publicación del libro Los demonios del edén, en el que ella se refirió a los empresarios Kamel Nacif y Jean Succar Kuri como integrantes de una red de prostitución y pederastia.