Los seguidores de Britney Spears buscan salvarla con el #FreeBritney

DESTACADAS ENTRETENIMIENTO

Durante mucho tiempo Britney Spears ha dado de que hablar gracias a sus polémicos videos que ha mostrado vía Instagram, como un usuario que le escribió «Si estás en peligro utiliza color amarillo en tu próximo video», en el video y fotos que publicó el 18 de septiembre se le ve simplemente modelando algunas prendas. Lo que llama la atención es su rostro que luce demacrado, triste y sin ánimo, sin embargo nunca deja sonreír, lo cuál ha alertado a miles de sus seguidores y usuarios de Internet, que mediante el #FreeBritney han viralizado la situación que la cantante ha atravesado durante muchos años ya que vive bajo la tutela de su padre desde el 2008.

El acuerdo legal que prohíbe a Britney Spears gestionar su propia vida y sus finanzas ya tiene más años que los que tenía la estrella del pop cuando apareció como una enérgica niña de 12 años en Disney Channel, y la controversia sobre quién la gobierna vuelve a hacer ebullición; esta situación ha generado mucho descontento en redes sociales, ya que es impensable que siendo una mujer de 39 años, su padre siga reclamando la tutela de su hija. 

Spears ha vivido bajo ese estricto acuerdo desde su infame colapso, que en 2008 llevó a un tribunal de California a colocarla bajo una tutela legal única manejada desde entonces sobre todo por su padre, Jamie. La tutela, cuyas razones y términos precisos figuran en documentos judiciales confidenciales, ha sido objeto de un mayor escrutinio en los últimos años, especialmente después de que la cantante canceló su segunda residencia en Las Vegas en 2019 y entró en un paréntesis profesional indefinido.

El movimiento #FreeBritney (Liberen a Britney), en el que militan cientos de miles de fervientes fanáticos que creen que es una rehén, ganó fuerza el año pasado cuando la cantante presionó en la corte para sacar a su padre del rol de tutor. Sus defensores, quienes aseguran que la estrella pide ayuda con mensajes codificados, emoticones e incluso el color de su ropa mediante su cuenta de Instagram. Ellos reivindican que Britney Spears ha dado señales suficientes para recuperar su propia custodia, sobre todo después de que su abogado designado por la corte le dijera a un juez: “Mi clienta me ha informado que le tiene miedo a su padre”. El juez optó por no remover inmediatamente al padre de Spears como jefe de su patrimonio, pero nombró a la compañía financiera Bessemer Trust como cotutora.

El documental “Framing Britney Spears” sugiere que la que fuera la superestrella del pop mundial fue manipulada y llevada a la ruina emocional por un entorno mediático insaciable, en el que sus imágenes se vendieron por más de un millón de dólares. Es por ello que los seguidores de la cantante siguen viralizando este movimiento con el #FreeBritney por todo internet.